Con cada pulsación en el teclado, estamos utilizando una cantidad limitada de pulsaciones de teclas en nuestra vida. Como profesor, codificador, blogger, productor de podcasts y padre, junto con otros roles, Scott Hanselman utiliza las pulsaciones de teclas como una medida de su productividad. Síguenos dentro de la cabeza de Scott y descubre cómo encuentra el tiempo para hacer todo lo que hace.

Conoce a Scott Hanselman 

1. ¿Puedes explicar el concepto de las 5.000 pulsaciones de teclas?
Bueno, 5.000 pulsaciones de teclas es una manera simple de calcular la cantidad de tiempo que te resta de vida. Mirémoslo de este modo, tienes en tus manos una cantidad limitada de pulsaciones de teclas en tus manos antes de morir. Entonces, si me envías un email, y realmente no te conozco, puede que no responda y te regale mis 5.000 pulsaciones de tecla. Sin embargo, si escribiera una entrada en un blog o una entrada en Wikipedia donde puedo compartirla con una URL, esto duplicaría su potencia incluso si fuera a compartirse solo con una persona.

2. ¿Qué quieres decir con eso, una entrada en un blog que duplica su potencia?
Lo que esto significa es que si me envías una pregunta, escribo una entrada en un blog, te envío el link, y luego me voy a dormir. Y obtengo pulsaciones de teclas libres toda la noche mientras las personas miran esa entrada en el blog y comparten esa información con otros. Existen muchas personas haciendo cosas grandiosas en este momento y quiero que escriban entradas en blogs y libros para poder aprender con ellos.

3. ¿Cómo pueden otras personas multiplicar sus pulsaciones de teclas?
El email no es un buen uso de tu tiempo o tus pulsaciones de tecla. Si alguien te pregunta algo acerca de una materia en la que eres un experto (y todos son expertos en algo), no le escribas un email de 5 párrafos a menos que tomes ese email y lo transformes en una entrada en un blog. Transfórmalo en una entrada media, o un tweet realmente largo. Literalmente, colócalo en algún lugar donde el público pueda verlo. Estas pulsaciones pueden entonces seguir viviendo.

4. Tú hablas acerca de no perder tiempo haciendo cosas que no quieres hacer.
Algo que he aprendido recientemente es que el "no" es lo más poderoso que tenemos. Si quieres ser realmente productivo, deja de hacer cosas que apestan y comienza a hacer lo que te llena el alma.

5. Entonces, ¿Todo lo que tienes que hacer es decir no?
Es muy difícil decir no, pero lo que haré es preguntarme esta pregunta antes de decir si, y es "¿Decir si va a hacer avanzar mi agenda?" Las personas me piden tomar un café y pensaré "Bueno, me va a llevar 45 minutos conducir hasta allí, y luego vamos a conversar durante una hora y se van a pasar 3 o 4 horas. ¿Este café va a hacer avanzar mi agenda?" Si es así, entonces debería ir, si no lo es, entonces digo no. Últimamente, mi agenda ha sido pasar tiempo con mi familia, por ello digo no a un montón de cosas.

6. ¿Qué piensas acerca de la productividad?
No quieres ser productivo por el bien de la productividad. No eres productivo para poder correr por ahí diciendo "mira cuán productivo soy". Lo haces para poder hacer las cosas que quieres hacer. Ser productivo no es una competencia. Lo que la productividad significa para mí es que quiero terminar mi trabajo, quiero hacerlo bien y quiero terminar mi trabajo para poder estar con mi familia y mis hijos luego de eso.

7. En tus charlas, a menudo mencionas trabajar en forma más inteligente y no trabajar más duro.
Entre las personas dedicadas a la tecnología, tenemos esta frase de que si haces algo dos veces, tienes que automatizarlo. Por ello siempre estoy buscando maneras de automatizar cosas y trabajar en forma más inteligente, no más duro. No me gusta hacer las cosas en forma manual. Esa es mi filosofía general. Si puedo evitar hacer trabajo manual o tedioso, entonces crearé un programa para que lo haga por mí.

8. ¿Cómo haces para hacer tantas cosas en un día?
Hay tantas horas que tienes en el día pero sólo unas pocas personas clasifican realmente esas horas y se preguntan, "¿a dónde va mi tiempo?". Sugeriría que lo escribas. Ayer pasé 2 ½ mirando la tele. Me hizo feliz en el momento. Pero, ¿necesitaba perder esas 2 ½ horas?

Intenta medir lo que estás haciendo en tu día y si piensas que algo no está funcionando, elimínalo. Si no está haciendo avanzar tu vida, si no te está ayudando a escribir ese artículo o finalizar ese proyecto en el trabajo, deja de hacerlo. Hay tantas cosas fantásticas para hacer, para leer, para desarrollar, para arreglar como para perder tu limitado tiempo en cosas que no importan.

Rahil Arora conduce el programa "Customer Stories" (Historias de los clientes) de Lenovo.