En Lenovo sabemos que uno de los aspectos más valorados por nuestros clientes es el referido a la atención post-venta y en este aspecto el desempeño de nuestros Centros Autorizados de Servicio (CAS) tiene un rol clave en la relación comercial.

Por este motivo, desde inicios de año nuestro equipo Regional de Servicios viene ejecutando en cada una de nuestras oficinas en Latinoamérica sesiones de re-entrenamiento dirigidas a los técnicos que atienden los casos de garantías que llegan a nuestros CAS. Parte de los temas reforzados incluyen: manuales de servicio, uso herramientas para un diagnóstico acertado, ensamble y desensamble de equipos para cambios de partes, controladores y firmware, simulador BIOS y actualizaciones de Windows. De igual manera, promovemos el intercambio de ideas gracias a la retroalimentación de los participantes lo que nos permite unificar conceptos técnicos, aprender de sus experiencias y aprovechar las oportunidades de mejora que ayuden a satisfacer la expectativa del cliente.

El entrenamiento constante de nuestros agentes de servicios es uno de los pilares que nos permiten brindarles mayor rapidez, asertividad y seguridad en el servicio post-venta, generando a su vez el escenario propicio para el intercambio de ideas que nos ayudarán a crear nuevas herramientas y productos orientados a cubrir sus necesidades.