Cuando un gobierno lleva a cabo un censo, manda a alguien a su puerta y cuenta la cantidad de personas. En el espacio, si usted quiere contar las estrellas, la cosa se complica. Rápido.

Aunque suene improbable, el llamado "censo estelar" está en marcha--un ambicioso proyecto de la Agencia Espacial Europea (AEE) que podrían ayudar a resolver misterios sobre el origen y la evolución de la galaxia.

¿El humilde objetivo del proyecto? Trazar por primera vez el mapa tridimensional más grande y más preciso de nuestro amado hogar, la Vía Láctea. Una vez finalizado, este atlas de mil millones de estrellas realmente representará apenas el 1 por ciento de la carga útil celeste de la Vía Láctea; no obstante, pasará mucho tiempo para que nos ayude a comprender de dónde venimos de la forma más profunda que se pueda imaginar. 

LA MISIÓN. Lanzado en diciembre de 2013, Gaia es una misión ambiciosa, por decir algo. Al hacer este exhaustivo trazado de un mapa 3D, los científicos podrían revelar en el proceso nuevos detalles sobre la composición, formación y evolución de la galaxia. Gracias a los nuevos avances en la ciencia, Gaia proporcionará mediciones posicionales y de velocidad radial sin precedentes que pueden alcanzar nuevas alturas en términos de precisión.

GAIA TRAZA EL MAPA DE LAS ESTRELLAS DE LA VÍA LÁCTEA

LA NAVE ESPACIAL. En el corazón de la misión de cinco años se encuentra la nave espacial Gaia de 2.000 kg y de 10 metros de ancho que fue creada para medir no sólo estrellas, sino también los planetas, cometas, asteroides y cuásares. Entre los “pasajeros” de Gaia se encuentran dos telescopios y una cámara de mil millones de píxeles. Mientras la nave espacial orbita lentamente alrededor del sol, sus telescopios realizan una exploración ininterrumpida del cielo.

Mientras Gaia gira lentamente durante un período de seis horas, los telescopios observan de forma simultánea dos parches rectangulares del cielo que están separados por un ángulo de 106,5 grados. Cada telescopio tiene un espejo primario rectangular grande. Tres espejos curvos y tres espejos planos focalizan y repliegan repetidamente la luz a una distancia total de 35 m. antes de llegar al plano focal donde se encuentra la cámara.

La nave espacial controlará cada uno de sus objetivos alrededor de 70 veces durante un período de cinco años para estudiar el movimiento y la posición precisa de cada objetivo. Los cálculos de alta precisión que se realizan en base a esos datos representan una verdadera revolución en el campo de la astrofísica. Para ponerlo en perspectiva, los científicos de la AEE han comparado el desafío de Gaia con intentar medir el diámetro de un cabello humano desde 1.000 kilómetros de distancia.

EL PRIMER MAPA DEL CIELO DE GAIA, ANOTADO.

LA PARTE DE LENOVO. Cuando se está trazando un mapa de más de mil millones de estrellas, la precisión es primordial. Ahí es donde Lenovo entra en juego. El proyecto Gaia requiere de tecnología avanzada que pueda ayudar a gestionar grandes volúmenes de información sin cometer errores. Por eso, la AEE ha renovado recientemente su contrato con nosotros, extendiendo una relación de cinco años a través de la cual su equipo de científicos utiliza la tecnología NeXtScale de Lenovo para procesar esos grandes volúmenes de datos.

Lenovo ha estado trabajando con el Centro Europeo de Astronomía Espacial de la AEE para facilitar el procesamiento de los datos de Gaia desde 2011. Una vez que la misión finalice, se espera que el archivo final represente más de un petabyte, o un millón de gigabytes de datos. Dicho de otro modo, eso es alrededor de 200.000 DVD de datos.

UN ESCANEO DEL CIELO DESDE LA NAVE ESPACIAL GAIA

Nuestra colaboración con la AEE es la evidencia más reciente del compromiso y la ambición de Lenovo de entrar en el mercado de informática de alto rendimiento. En 2015 abrimos un Centro de Innovación de HPC global en Stuttgart como base para fomentar permanentemente la R&D y el benchmarking de aplicaciones. Lenovo también se unió a la Plataforma Tecnológica Europea de Informática de Alto Rendimiento, un think tank con el objetivo de tomar un papel activo en la definición de las prioridades de investigación y acción para ayudar a la Comisión Europea a definir y a destacarse en HPC.

LA ESPERANZA. La AEE lanzó su primer lote de datos de la misión en septiembre de 2016, momento en que el director de la misión Fred Jansen dijo que estaba contento con la calidad y precisión de los 500 mil millones de mediciones de datos que Gaia ya había recopilado. Ese conjunto de datos iniciales ya ha sido distribuido dentro de la comunidad científica para su análisis.

Lo que viene: entrega de un atlas completo de mil millones de estrellas, lo cual se espera que suceda en abril de 2018. La comunidad científica esperará ese momento con gran expectativa.

Se dice que uno no sabe a dónde va hasta que comprende de donde viene. Para nosotros, los habitantes de la Vía Láctea, es electrizante considerar que pronto podríamos saber más acerca de nuestros orígenes y, en el proceso, tener una mejor idea de hacia dónde vamos.

Gavin O'Hara es el Global Social Media Publisher de Lenovo. All photos courtesy ESA. (Thanks!)